El consejo de ministros aprueba una tímida e insuficiente subida salarial a los militares, al modificar el Reglamento de Retribuciones del año 2005

ATME reclama más mejoras, que conlleven la retribución de las horas extraordinarias, la eliminación de la elevada perdida retributiva al pasar a la situación de reserva, la equiparación de la asignación de disponibilidad de los RED al SMI o la modificación del Complemento de Dedicación Especial

Leganés, 23 marzo de 2021

Se debe ser breve y conciso, la subida aprobada hoy en el Consejo de Ministros, que revisa el componente general del complemento específico (CGCE) del Reglamento de Retribuciones, no colma ni satisface las demandas retributivas de ATME, de los militares y, en especial, de la tropa y marinería.

Esta modificación debe considerarse un primer paso que debe continuar con el estudio que realice la ya creada Comisión de Trabajo Temporal sobre Retribuciones, con una duración temporal no mayor de un año, de la cual deberá surgir una verdadera actualización retributiva que permita evitar que los militares continúen siendo, pese a estas subidas, los servidores públicos peor retribuidos.

Se debe dar solución a una serie de problemas que existen actualmente, alguno de los cuales son los siguientes:

  • La nula retribución económica de las horas extraordinarias que se realizan con ocasión de los servicios, comisiones, ampliaciones de horario, etc.
  • La elevada perdida retributiva que se produce al pasar a la reserva por edad con carácter forzoso, algo impensable en otros colectivos.
  • La situación tremendamente complicada en que quedan los miles de militares temporales que deben abandonar las Fuerzas Armadas a los 45 años, especialmente los pertenecientes a la tropa y marinería, con una asignación por disponibilidad que, si bien al principio de su implantación era equiparable al salario mínimo interprofesional, hoy ha quedado ampliamente desfasada.
  • La revisión de determinados complementos, especialmente el Complemento de Dedicación Especial (CDE), para que deje de ser un arma para acallar voces y premiar servilismos. Debemos recordar que, en algunos casos, este complemente, puede llegar a representar el 33% del salario de un soldado o marinero.

Desde ATME se estará vigilante al desarrollo de la comisión de trabajo, ya que de su resultado y de la disposición el Ministerio de Defensa y del Gobierno de la Nación, dependerá las futuras acciones que se puedan tomar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: