El Servicio Público de Empleo Estatal (SISPE) creará un ‘colectivo especial’ para ayudar a los militares que abandonen las FAS a encontrar más fácilmente trabajo

“Hemos logrado que la administración nos tenga en cuenta como colectivo, que reconozcan nuestros problemas. Es un gran paso”, asegura Juan Carlos Tamame, presidente de ATME.

Madrid, 13 febrero de 2019

Fue el pasado mes de noviembre de 2018 cuando y, por indicación del Director General del Servicio Público de Empleo, se celebró una fructífera reunión con la Asociación de Tropa y Marinería Española ‘ATME’ para poder conocer de primera mano las necesidades laborales que demandaba el colectivo al que representan.

Tras exponer la situación, desde esta Subdirección General se han mantenido contactos con otros Servicios Públicos de Empleo para intentar trazar una estrategia común, ya que, como se les indicó, existe una interlocución común en el seno de la Comisión de Coordinación y Seguimiento del SISPE y se trabaja con la adopción de acuerdo globales y su implantación y uso común por todas las CCAA y el SEPE en los territorios que coordinan.

En este sentido, el SISPE ha comunicado a ATME que en el seno de dicho órgano se ha adoptado el acuerdo de crear un “colectivo especial” común a todos los Servicios Públicos de Empleo para, mediante él, identificar de forma fehaciente a aquellos demandantes que han desarrollado una carrera profesional en el ámbito de las Fuerzas Armadas y que su vinculación con éstas termina tras un largo período.

El nuevo colectivo especial, con el que se identifica a estos compañeros, está previsto para aquellos mayores de 45 años que finalicen su vinculación con las Fuerzas Armadas, facilitando así su identificación por los Servicios Públicos de Empleo y su consideración como un colectivo con similares características, necesidades, etc. que puedan ayudar al diseño de políticas de formación, empleo y/o emprendimiento concretas.

En los próximos meses estará implementado y será de uso común entre los Servicios Públicos de Empleo.

“Estamos muy contentos porque hemos logrado que la administración finalmente nos tenga en cuenta, nos vea como un colectivo y que como tal, tenemos que enfrentarnos a verdaderos problemas a la hora de abandonar las FAS. Gracias a esta media se logrará que los compañeros que al cumplir los 45 tengan que dejar las Fuerzas Armadas puedan encontrar más fácilmente trabajo”, reconoce Juan Carlos Tamame, presidente de ATME.

Además, desde el SISPE se animó a ATME a trasladar todas aquellas propuestas para analizarlas y tratar de buscar nuevas soluciones. Un inicio que hace ver las cosas con optimismo.

A %d blogueros les gusta esto: