El personal militar está harto de que su trabajo y profesionalidad, que conllevan grandes sacrificios personales y familiares, junto a una disponibilidad permanente para el servicio, no tengan un reflejo justo en sus retribuciones, Las asociaciones profesionales, que los representan, se sienten ninguneadas y engañadas desde la propia cúpula ministerial

ASFASPRO, AUME, ATME y UMT presentan queja al Defensor del Pueblo para instar al Gobierno a ejecutar la actualización de las paupérrimas retribuciones de los miembros de las Fuerzas Armadas, dignificándolos, en consonancia por lo señalado por los grupos parlamentarios en el Congreso.

Leganés, 22 junio de 2020

Finalizado el estado de alarma y con él la Operación “Balmis”, donde el resto de la ciudadanía ha podido constatar la profesionalidad y entrega de los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, exponemos la crudeza de la situación límite a la que se les somete, quedando en el desamparo y en la falta de dignidad para unos profesionales que cumplen, con creces sus cometidos constitucionales.

Unas retribuciones manifiestamente injustas (la Ministra de Defensa ha reconocido que es “muy consciente” de la necesidad de revisar las retribuciones de los militares), una carrera militar sin expectativas, y unos derechos diezmados que impiden la ciudadanía plena, dejan a los hombres y mujeres militares en una deshonrosa situación profesional y les sumen en la ignominia como servidores públicos.

La “nueva normalidad” ha de servir para que desde la “reconstrucción” los miembros de las Fuerzas Armadas alcancen el estatus de plena ciudadanía, sus retribuciones se ajusten a las de otros cuerpos de servidores públicos y su carrera profesional se guie por los principios de mérito y capacidad sin límites ni barreras.

Las asociaciones profesionales llevamos años exponiendo que las nóminas militares están muy alejadas de las del resto de la Administración Pública. Es un hecho objetivo, reconocido por todos: el Observatorio de la Vida Militar lo ratificó en su informe del año 2016, la entonces Ministra de Defensa anunció a fines de 2017 un estudio para dignificar las retribuciones, la Comisión de Defensa del Congreso calificó de grave su situación en febrero de 2018, en marzo de 2019 tuvo lugar un pleno extraordinario del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas sobre retribuciones…. muchas palabras. Ninguna actuación.

Por ello, las asociaciones profesionales ASFASPRO, AUME, ATME y UMT, presentamos QUEJA al Defensor del Pueblo y no descartamos acciones futuras que muestren al resto de la sociedad el abandono al que estamos sometidos sin un reconocimiento retributivo y unas condiciones de carrera justas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: