El PP asume el compromiso de promover desde la Comisión de Defensa la finalización del compromiso al cumplir los 45 años y la actualización de retribuciones

A cuatro días de las elecciones generales…

Ultimo acto donde estará presente Marco Antonio Campillo, delegado de ATME en Melilla, por pasar a la condición de Reservista de Especial Disponibilidad (RED)

Madrid, 8 noviembre de 2019

En plena campaña electoral, el Partido Popular se ha desmarcado con una propuesta que, la tarde del 7 de noviembre, ha firmado y que va a promover desde la Comisión de Defensa del Congreso. Un documento que han rubricado con su firma los representantes de ATME en Melilla (Marco Antonio Campillo Ciendones y Hamed Mohamed Bouarfa) con Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu Candidato de los populares por Melilla y Portavoz de la Comisión de Defensa.

Aun así, el día fue agridulce para ATME. Por un lado, se consiguió un acuerdo con el PP para que se comprometa con nuestra escala y con nuestros RED. Pero, por otro lado, éste fue el último acto donde estuvo presente como representante de ATME el delegado en Melilla, Marco Antonio Campillo, quien es mismo día cumplía 45 años y pasaba así a ser RED.

Pero dicha firma supone un compromiso de cambio que pretende mover al comienzo de la próxima legislatura y que está basado en tres puntos vitales para la escala de Tropa y Marinería:

El primero y quizás, el más importante; la paralización de las finalizaciones de compromiso al cumplir 45 años de edad y la reincorporación del personal Reservista de Especial Disponibilidad (RED) que así lo desee, mientras no se cumpla las medidas de reincorporación establecidas por la ley.

Por otro lado, la integración de todas las escalas en una nueva Ley de la Carrera Militar, donde todas ellas tengan un mismo modelo de carrera profesional.

Y, por último, la actualización de las retribuciones del personal militar, especialmente la de aquellos que menos perciben, así como la eliminación de la reducción de retribuciones del personal en la reserva al llegar a los 63 años de edad.

Tres aspectos que, desde ATME, esperemos que no se queden en meras promesas electorales si no que se hagan realidad.

A %d blogueros les gusta esto: