Plan de Acción Individual para el Desarrollo Profesional: se sigue impidiendo que los militares de tropa y marinería puedan adquirir una titulación de grado medio oficial al finalizar el periodo de formación, en contraposición al resto de escalas

Cada vez se exige más para poder continuar siendo un soldado temporal, todo por poco más de 1.000 € al mes

Se corresponsabiliza al militar en su formación, ignorando la servidumbre operativa que tienen muchas unidades

Leganés,16 marzo de 2022

En el Boletín Oficial del Estado del día 15 de marzo se ha publicado la Orden DEF/183/2022 por la que se aprueba el Plan de Acción Individual para el Desarrollo Profesional dirigido a los militares profesionales de tropa y marinería y a los Reservistas de Especial Disponibilidad. Esta norma viene precedida de los trabajos de una comisión de trabajo temporal, aprobada en un Pleno Extraordinario del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (COPERFAS), celebrado en 29 de enero de 2021, donde estuvieron representados, aparte de los representantes de la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza Militar (DIGEREM) y de los mandos de personal de los respectivos ejércitos, las asociaciones profesionales de militares presentes en el COPERFAS.

Como expuso ATME en el 2-21 Pleno del COPERFAS, donde se debatió el informe final presentado por Defensa, después de un mes y medio de reuniones e innumerables aportaciones de las asociaciones profesionales en la citada comisión, el colofón fue un proyecto de Orden Ministerial donde no tuvieron cabida ninguna de sus aportaciones. Incluso, una de las propuestas aceptadas por el Pleno a ATME, como fue que habría representantes de las asociaciones en la Comisión de Seguimiento del Plan, con voz pero sin voto, se ha visto difuminada en el texto, donde solo figura que DIGEREM “informará al Consejo de Personal”.

Se ha aprobado una norma que despliega buenas intenciones, pero dejando todo en un limbo de indefinición, la cual deberá ser completada por los ejércitos, lo que puede llevar a diferentes modelos con criterios dispares a aplicar.

Se sigue manteniendo, lamentablemente, uno de los grandes problemas que tiene la formación de la tropa y marinería, como la no obligatoriedad de impartir un título de técnico de grado medio oficial en el periodo de formación, como ocurre con el resto de las otras escalas. Es más, diluye su responsabilidad al corresponsabilizar al militar con su propio futuro formativo o potenciar una acreditación de la experiencia profesional, con muchas lagunas todavía para poder ser reconocida por otros ministerios.

Asimismo, se debe seguir mostrando una gran preocupación por los requisitos que puedan marcar los diferentes ejércitos para acceder al Compromiso de Larga Duración a todos aquellos que ingresen a partir del año 2022, en base a una seguridad jurídica de los interesados, ya que estos pueden cambiar a su criterio los requisitos necesarios en materia de competencias digitales y lingüísticas o módulos de formación profesional.

Defensa cada vez exige más para poder continuar como soldado temporal. Inglés, competencias digitales, conducción de vehículos de combate o camiones, guardias, maniobras… ¡todo poco más por 1.000 € al mes!

Instagram
WhatsApp