Los olvidados de la Operación Balmis

Los complementos asignados al personal interviniente han provocado un descontento generalizado por la falta de criterios objetivos en su distribución.

Integrantes de un mismo equipo, donde no todos los han percibido, o militares temporales que participaron y al ser RED en el momento de su distribución no lo han cobrado, mientras si sus compañeros en activo, son algunos de los ejemplos existentes.

Leganés, 5 octubre de 2020

En el Pleno Extraordinario sobre el COVID-19, celebrado el 7 de julio de 2020, la subsecretaria de Defensa, a propuesta de la Asociación e Tropa y Marinería Española “ATME”, manifestó que se estaba trabajando con los Ejércitos y la Armada para el desarrollo de un Complemento de Dedicación Especial (CDE), con objeto de retribuir a los integrantes de la Operación Balmis (15MAR a 20JUN 2020), esperando que el CDE se pudiera percibir en la nómina de agosto.

En septiembre, comenzaron a llegar informaciones a la Asociación en relación a que era verdad que estas cantidades había llegado a la nomina de los intervinientes, mediante un complemento adicional, pero ¡NO A TODOS!

El dinero librado por el Ministerio de Defensa para realizar estas indemnizaciones fue repartido a los respectivos ejércitos que, a su vez, repartieron a las unidades para que estás, presumiblemente, repartieran de una manera objetiva a los participantes.

Esto provocó que cada una de ellas estableciera un criterio propio para su distribución que desembocó en un descontento generalizado, como ha sido trasladado a ATME.

La casuística es variada, desde componentes de un mismo equipo, donde unos han cobrado y otros no, a unidades donde nadie los ha percibido, pasando por tropa que estuvo participando en la operación y al haber pasado a la condición de Reservista de Especial Disponibilidad (RED) con posterioridad a su finalización no se les retribuyo.

Algunos ejemplos remitidos por escrito, así como verbalmente en el Pleno del Consejo de Personal celebrado el 30 de septiembre, fueron los siguientes:

  • Militares temporales que participaron en la Operación Balmis y finalizaron su compromiso con posterioridad a la misma. Una Reservista de Especial Disponibilidad (RED) que finalizó su compromiso en la USAC San Cristóbal Villaverde el 3 de junio, estando comisionada en el Hospital General Gomez Ulla del 29 de marzo al 10 de mayo, no percibió ningún tipo de complemento, pese a si cobrarlo sus compañeros que hoy siguen en activo.
  • En la Agrupación de Sanidad Militar 3, componentes de unos mismos equipos de desinfección o participantes en servicios idénticos de apoyo a la población civil, unos los percibieron y otros no
  • En el Tercio Norte de Infantería Marina, cuyos miembros realizaron patrullas de seguridad ciudadana, desinfecciones, apoyos logísticos, etc., el personal de tropa – se desconoce si cuadros de mando – no percibió ningún tipo de complemento.
  • En el Batallón de Cuartel General del CGTAD, cuyos miembros realizaron patrullas por localidades y desinfección de residencias de ancianos, prisiones, instalaciones militares, etc., el personal de tropa – se desconoce si cuadros de mando – no percibió ningún tipo de complemento.
  • En el Batallón de Zapadores XI (Brigada Extremadura XI), donde se realizaron misiones de control en la frontera con Portugal, durante más de 3 semanas, existe personal de tropa que no lo ha percibido.
  • En el Regimiento de Especialidades de Ingenieros 11 (Salamanca), personal que estuvo realizando patrullas a pie en localidades de Salamanca y Zamora no han recibido ningún tipo de complemento, mientras que aquellos que participaron en el montaje de hospitales de campaña y desinfecciones si lo recibieron.

Esto provocó que ATME dirigiera una batería de preguntas al Ministerio por Defensa para ser contestada en el último Pleno del COPERFA, celebrado el 30 de septiembre:

  1. Cantidad librada y como se ha producido su distribución por ejércitos.
  2. Criterios que han seguido las unidades para su distribución.
  3. Cantidad de militares que han recibido el complemento adicional, diferenciado por escalas.
  4. ¿Las cantidades libradas para el mes de agosto van a ser las únicas o habrá otro libramiento para compensar a los participantes que no las hubieran percibido?
  5. Número de militares temporales que habiendo participado en la Operación Balmis han finalizado o rescindido su compromiso con posterioridad.
  6. Número de exmilitares del punto anterior que no han percibido el complemento adicional y motivo por el cual no lo han percibido.
  7. ¿Se van a librar cantidades por el Ministerio de Defensa para solventar el problema del punto anterior?

La Directora de Personal no respondió a la inmensa mayoría de estas preguntas, pero, lo que es más grave, ante la pregunta directa si se iban a subsanar estos problemas, ATME no obtuvo ninguna respuesta.

ATME ha mostrado su indignación ante esta situación, al considerar inaceptable que se sigan produciendo estos casos debido a la falta de criterios objetivos para la distribución de estos complementos en las Fuerzas Armadas, al igual que ocurre, como ya se ha informado reiteradamente, con otro tipo de complementos, como en la asignación del Complemento de Dedicación Especial (CDE) que se reparte mensualmente en las unidades.

(Foto: Europa Press)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: