MARCO ANTONIO GÓMEZ, PRESIDENTE DE ATME: «UN AGENTE AUTONÓMICO PUEDE TRIPLICAR EL SALARIO DE UN SOLDADO»

Solicitan «mesas de trabajo con los políticos» para llegar a un acuerdo

Militares de toda España se han manifestado este fin de semana en Madrid reclamando un salario digno. Bajo el lema «los militares necesitan retribuciones dignas» han recorrido la calle que recorre la Puerta del Sol al Congreso de los Diputados bajo gritos como «Militares para todo menos para retribuciones dignas», «1.000 euros, nuestro esfuerzo no puede seguir sin recompensa» o «Las medallas no dan un futuro a nuestras familias», «Robles Escucha, abre la hucha», «Menos medallas, más retribuciones» o «Escucha Montero, suelta el dinero».

Marco Antonio Gómez, presidente de ATME, en una entrevista realizada en De Derechas nos ha confirmado que lo que solicitan es una subida salarial, efectiva y «real» y manifiestan que la última subida «cacareada por el Ministerio», «no ha sido real». «Lo que queremos es una subida lineal, con una partida inicial de unos 300 millones por lo que se verían incrementados unos 160 – 200 euros las nóminas de los militares» y recuerdan que «lo que realmente ha ocurrido no ha sido una subida salarial, ha sido una cortina de humo, un camuflaje en el que verdaderamente no se han visto subidas los salarios como deberían», ha afirmado.

Ante la concentración, el presidente de ATME se muestra satisfecho antes el millar de militares que se concentraron en las calles de Madrid. Una cifra que Delegación del Gobierno baja a 400 personas. «Cada vez que nos concentramos en manifestaciones, más compañeros se van sumando y van perdiendo el miedo», y confirma «es legal, podemos manifestarnos sin el uniforme». «Si nadie nos escucha, seguiremos saliendo a la calle, porque cuando hay cualquier tipo de crisis, sea la que sea, los militares estamos ahí dando un paso al frente».

Gómez ha dicho que el Gobierno intentó vender como una subida salarial el 0,9% pero que en realidad fue una subida a todo el funcionariado, y no únicamente a ellos como dejaron caer desde el Ejecutivo. «Nos tememos que no se va a invertir en personal, sino en material, de lo que no estamos en contra. Creemos que lo más importante en las Fuerzas Armadas, reconocido por el Gobierno, es su personal», además ha remarcado que si no invierten en personal de nada sirve tener el mejor material.

En cuanto a la subida del soldado únicamente de un nivel, Gómez lo crítica afirmando que la subida debería haber sido mayor: «la modificación del nivel 13 al 14 del nivel del soldado, siendo una anomalía dentro de la administración pública este nivel porque prácticamente no lo cobra nadie». «Servimos para todo, menos para que se nos suba el sueldo acorde a nuestra dedicación», ha zanjado.

Un policía autonómico puede triplicar el salario de un soldado

En cuanto a la diferencia entre un agente de Policía o un Guardia Civil respecto a un militar, Gómez reconoce que la diferencia es «abismal», hay que tener en cuenta que «ellos han disfrutado -merecidamente- de una subida sustanciosa, como la de la Policía Nacional y Guardia Civil, en plena pandemia que, los militares, sin embargo, no hemos tenido prácticamente nada». Afirma que la diferencia en cuanto al salario de un Guardia Civil puede ser dos veces mayor que el de un soldado, «dependiendo de que zona se encuentre». Respecto a las policías autonómicas la diferencia es aun mayor, «puede llegar a triplicar» el salario de un soldado. «Un soldado ronda los 1.100 euros», «es algo que nadie entiende como puede haber esta diferencia».

El presidente de ATME ha asegurado que lo que pretenden es que se creen «grupos de trabajo o mesas de negociación» mediante las que se puedan llegar a acuerdos sobre sus reivindicaciones. «Nos dirigimos a los políticos, les enviamos cartas, les solicitamos reuniones para poder poner encima de la mesa la situación tan grave que sufrimos los militares», ha dicho.

«No tengo nada más que palabras de agradecimiento para los compañeros que hayan colaborado en cualquiera de las misiones, no hay que olvidar que los únicos que pudimos llorar a nuestros familiares durante la pandemia en el Palacio de Hielo fuimos los militares que tuvimos unas palabras para ellos cuando nadie podía acercarse», «todo lo que llevamos estos años atrás es muy duro para los militares y estamos ahí. El estar siempre al pie del cañón, con nuestra vocación a disposición del cualquier Gobierno que necesite ayuda de los militares» Asegura que les «duele» que el Ministerio de Defensa no haga valer la condición de «servicio» a la hora de «valorar a su personal». Asegura que algunos compañeros después de 45 años están abandonando la profesión con «una paga no contributiva, que no una jubilación» y sin ninguna formación. Y afirma que el Ministerio «debe hacérselo mirar».

Gómez ha asegurado que «las Fuerzas Armadas están dejando de ser atractivas», ya que un joven de 18 años que después de todas las complicaciones «le unimos un salario precario» a nadie se le escapa que lo que van a hacer es «utilizar al ejército como un puente durante 3 o 4 años» y cuando se dan cuenta de la situación, «toman el camino de otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que si cuidan a su gente», ha confirmado.

De derechas, 19.10.21

Instagram
WhatsApp