Los militares acusan a Margarita Robles de «mentir» sobre sus retribuciones (Moncloa)

La ministra de Defensa, Margarita Robles, vuelve a desatar ampollas en el gremio de los militares. A raíz de una entrevista de Robles en el diario La Razón, diversas asociaciones militares han recibido con gran sorpresa las palabras de la ministra en la que asegura que ningún miembro de las Fuerzas Armadas le ha pedido subir las retribuciones que reciben. Desde la Asociación de la Tropa y Marinería Española (ATME) han acusado a Margarita Robles de «mentir» ya que llevan meses pidiendo salarios dignos para las Fuerzas Armadas. Incluso, se han llegado a manifestar a las puertas del Congreso de los Diputados para pedir mejoras en sus retribuciones ante el silencio y ahora negación de la titular de Defensa.

ATME ha recibido con sorpresa las declaraciones de Margarita Robles publicadas en La Razón el pasado 5 de diciembre de 2021. En dicha entrevista, Robles aseguraba hablar con muchísimos militares y que nunca había oído a ninguno de ellos pedirla subir las retribuciones. «Al contrario, me han dado lecciones, sintiéndose orgullosos de ayudar, de servir a España y de sus valores. Ni en los momentos más difíciles he oído a nadie hablar de retribuciones. Me gustaría incrementar las retribuciones, pero los ciudadanos han de saber que tienen unas Fuerzas Armadas sacrificadas, generosas y entregadas”, ha apostillado Margarita Robles.

Margarita Robles (PSOE)

Pudiera parecer que los sentidos le fallan a la ministra puesto que el pasado de 19 de septiembre de 2020, diversas asociaciones de militares se manifestaron en el centro de Madrid para dignificar sus retribuciones. Asimismo, sendos medios de comunicación han recogido las quejas salariales de estos colectivos cuyas nóminas no alcanzan los 1.000 euros al mes, un cifra insuficiente para mantener a una familia en un contexto de inflación como el que se está viviendo.

De este modo, la entrevista de Margarita Robles ha sorprendido a los miembros de las Fuerzas Armadas que no han dudado en catalogar como desacertadas estas palabras. «Es extremadamente complicado que, cuando acude de visita a las unidades, cualquier soldado o marinero tan valorado se salte el protocolo y le pueda decir cómo puede vivir en la mayoría de los casos con un salario neto que puede rondar los 1.000 euros cuando se incorpora, rozando el salario mínimo interprofesional, como a veces tiene que recurrir a un segundo puesto de trabajo para poder sobrevivir, sobre todo en ciudades como Madrid», explican desde ATME a MONCLOA.com

LA MINISTRA QUE CONFUNDE EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER CON LA LEALTAD A LA NACIÓN

«La señora ministra no debería confundir el cumplimiento del deber, la lealtad hacia la nación y sus ciudadanos, así como el espíritu de sacrificio, con el conformismo de saber que los militares son los servidores públicos peor pagados, los que más horas extraordinarias realizan y de los pocos que tienen una disponibilidad permanente para el servicio que les obliga, en caso de ser necesario, a dar su propia vida», destacan desde ATME a MONCLOA.com en alusión al compromiso por España de las Fuerzas Armadas del que Robles presume a pesar de mantenerles con unas condiciones salariales ínfimas.

Y es que en pleno fiesta de la Constitución, los militares de las Fuerzas Armadas aseguran a este medio de comunicación sentirse «muy lejos de ser ciudadanos de pleno derecho» ya que «se continúa manteniendo a la mayoría de los militares de tropa y marinería dentro de la lacra de la temporalidad, con unas muy negras expectativas de futuro cuando deben cesar a los 45 años de sus puestos de trabajo», además de no dignificar sus salarios. Y es que las escalas más básicas de las Fuerzas Armadas no alcanzan los 1.200 euros mensuales y solo aquellos efectivos que acuden a zonas «de peligrosidad» como Ceuta, Melilla o el País Vasco llegan a rozan los 1.500 euros al mes.

los militares de las Fuerzas Armadas aseguran sentirse «muy lejos de ser ciudadanos de pleno derecho»

«La señora ministra debe escuchar a los militares que reclaman un salario digno, para ellos y sus familias, acorde a su sacrificio, disponibilidad permanente y profesionalidad. No puede continuar diciendo en un futuro que habla con muchos militares y ninguno se queja de sus retribuciones; quizás, si recibiera a las asociaciones profesionales que han solicitado mantener reuniones directas, podría oír y entender esas reclamaciones», zanjan desde la Asociación de la Tropa y Marinería Española (ATME).

La Moncloa, 09.12.21

Instagram
WhatsApp