Las asociaciones piden cambios en la regulación de la vida militar

Las asociaciones piden cambios en la regulación de la vida militar

15 Septiembre 2014 O. O..

El asociacionismo militar sigue alerta ante los pasos que da la cartera que dirige Pedro Morenés, evidenciando que las diferencias entre ambas partes son crónicas y acaso insalvables. De tal manera, dos de las entidades con más asociados, la Asociación Unificada de Militares Españoles, Aume, con una importante delegación en Ceuta,  y Asociación de Tropa y Marinería Española, Atme, han mostrado su rechazo ante la situación que afecta al militar.

De tal manera, Atme presentará propuestas “tan importantes” como la cancelación de oficio de las anotaciones de sanciones en la documentación militar o la unificación de los conceptos en pluses e IREs para todo el personal militar, medida ésta que atañe de manera especial al numeroso personal que forma la guarnición caballa. Modificar el Reglamento de Armas, conmemorar el 75 Aniversario del Cabo 1º o unificar la normativa sobre cantinas y comedores, son, entre otras, algunas de las proposiciones que hará llegar la Asociación al Consejo de Personal.

Atme ya ha mostrado en varias ocasiones su total disconformidad (y así lo ha hecho saber en anteriores reuniones con el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas), con el mantenimiento de la privación de libertad como forma de sanción.

Esto conlleva que el personal de las Fuerzas Armadas pueda ser privado de su libertad por la comisión de faltas y que además su reiteración, si no están debidamente canceladas, puedan conllevar la comisión de una falta grave y el consiguiente ingreso directo en un Centro Disciplinario Militar. Estas faltas recaen casi en su totalidad sobre el personal de la Escala de Tropa y Marinería, por lo que no puede dejar de ser una preocupación constante para nuestra Asociación.

Atme, en esta propuesta que presenta, intenta paliar en la medida de lo posible los continuos efectos lesivos que recae en nuestra escala el actual método administrativo de la cancelación de sanciones, que vulnera, a juicio de Atme, principios básicos como el derecho a la intimidad y la protección de datos personales.

Porcentaje de pluses e IRE,s iguales para todas las escalas, adjudicándose por tipo de comisión y no a criterio de la autoridad delegada encargada de adjudicar los porcentajes, unificación del uso del vehículo particular y hoteles concertados, son algunas de las soluciones aportadas al respecto por Atme.

Por su parte, Aume, indica que “estando prácticamente en total desacuerdo con el texto remitido al Senado, y teniendo presente que en el Senado las variaciones son mínimas, en un último esfuerzo de participación, elevaremos al Senado unas propuestas de enmiendas que pueden mejorar en parte los derechos que han de ser reconocidos a los militares”, anticipa, para exponer acto seguido que “la dureza sancionadora del texto proyectado ha de ser, al menos, amortiguada por garantías efectivas en la aplicación del mismo”. “Este último intento de mejora de esta ley no recorta en absoluto los planteamientos de otras acciones reivindicativas que Aume se está planteando para poner en conocimiento esta deficiencia de derechos de los militares que, en gran parte, se pretenden perpetuar mediante esta ley”, aclara en este sentido la asociación que preside Jorge Bravo.

Fuente: El Faro Digital

 

2 Responses

  1. Jim dice:

    Con franqueza, la disponibilidad de este Gobierno por negociar es nula. La esperanza es que acabe la legislatura cuanto antes (2015). Es increible la cifra de propuestas rechazadas por las diferentes Asociaciones en el Consejo de Personal. Casi cualquier propuesta que beneficie a la escala de Tropa es rechazada de plano.
    Un ejemplo: «la cancelación de oficio de las anotaciones de sanciones en la documentación militar». Algo que debería ser hasta lógico, pues no, obligan al militar a firmar una instancia donde solicita que se le cancele bla bla bla… Es como si para cobrar trienios había que solicitarlo (que se hacía, sobre todo el primero) o que había comunicar al interesado que le habían otorgado otro trienio (que se hacía, ahora con leer el BOD es suficiente o la nómina).
    En lugar de agilizar la administración la ponemos zancadillas… «al más difícil todavía»…
    P.D. Es como si para registrar un papel de entrada en una Unidad se utilizara papel, calco y boli (que se hace aún… siglo XXI… pero este ejército sigue anclado en el XIX).

  2. oscar dice:

    para no condenar a la Tropa y Marinería a la angustia de tener que marcharse a los 45 años, como esta legislado actualmente, es absolutamente necesario eliminar el tope de edad de los 30 años para acceder a los exámenes de Suboficial, a ser posible en la próxima convocatoria, máxime, si tenemos en cuenta el número de profesionales afectados, así se valoraría el conocimiento y estado físico y no la edad. No es posible que a los 31 años se decida, negativamente, el futuro de un militar. Como dice el manual de los políticos «en época de elecciones extrema tus atenciones», lo que significa que ha llegado el momento de reiterar la modificación de la Ley.
    Un saludo, buena guardia y Viva España.

Instagram
WhatsApp