Las asociaciones de militares presentan sus demandas a partidos políticos y sociedad civil, ante el menosprecio del Ministerio de Defensa

Desde ATME destacan que el Ministerio de Defensa rehusó estar presente en el I Congreso de Militares Españoles, del cual presentan sus conclusiones.

Madrid, 6 marzo de 2018 

La Asociación de Tropa y Marinería Española “ATME”, destaca y agradece la asistencia e interés mostrado en dicho Congreso de gran parte de la sociedad civil, representada por miembros de los cuatro partidos mayoritarios, Observatorio de la Vida Militar, EUROMIL, Sindicatos UGT y CCOO, Sindicato Unificado de Policía (SUP), Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), Movimiento contra la Intolerancia, Jueces para la Democracia, Foro Milicia y Democracia… La triste noticia es que no asistió ningún miembro del Ministerio de Defensa integrante del Consejo de Personal, con la Ministra María de los Dolores de Cospedal a la cabeza. Lamentablemente, una vez más, el Ministerio de Defensa mostró un claro menosprecio hacia el movimiento asociativo, reconocido por la Ley de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Las conclusiones del I Congreso de Militares Españoles, organizado por las asociaciones ATME y AUME, recogieron la inmensa mayoría de las 624 propuestas que el personal militar interesado, perteneciente o no a las citadas asociaciones, presentaron de forma telemática. Todas ellas fueron agrupadas en cinco áreas temáticas: “Retribuciones”, “Ley de tropa y marinería y temporalidad”, “Ley de Carrera Militar”, “Régimen de Vida y Derechos” y “Justicia Militar-Régimen Disciplinario”.

También se aprobó, por unanimidad, una declaración de apoyo respecto a las Proposiciones no de ley presentadas y aprobadas recientemente en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados. Dichas proposiciones son relativas a garantizar la gratuidad de la formación proporcionada a los militares de Tropa y Marinería por el Ministerio de Defensa para su inserción en el mercado laboral así como adoptar medidas transitorias urgentes para estos mismos compañeros que están abandonando las Fuerzas Armadas por finalizar su compromisos a los 45 años.

En cuanto a las retribuciones, desde ATME recuerdan que la ministra anunció una revisión de las mismas justo el día después que, junto con la asociación AUME, anunciaran en rueda de prensa movilizaciones si el Ministerio no tomaba medidas para la mejora de las condiciones profesionales de los militares. En el Congreso de Militares Españoles se aprobó solicitar, entre otras, la retribución adecuada al servicio realizado, aplicando los índices correctores en función de la nocturnidad, dedicación exclusiva, turnicidad, festividad, la retribución de las horas extraordinarias, la adecuación de los complementos específicos y de dedicación especial (en los que se observa una gran diferencia entre lo que destina el Ministerio de Defensa y la cuantía, mucho mayor, de otros ministerios, como Asuntos Exteriores o Interior).

Otro de los puntos de gran importancia, según ATME, es el problema que la mayor parte de la tropa y marinería encuentra al cumplir los 45 años, ya que finaliza su compromiso laboral sin haber obtenido una titulación homologada conforme a la formación y experiencia adquirida ni hay un plan de reincorporación laboral que funcione, como evidencia el anuncio del nuevo Plan Integral de Orientación Laboral que el Ministerio está presentando. Plan que, en su opinión, llega 25 años tarde y tampoco tiene garantías de que funcione a corto plazo.

Entre las medidas que proponen referentes a las otras áreas cabe destacar, por ejemplo, eliminar los límites de edad existentes para promoción interna o el número de convocatorias a las que se pueden presentar. También proponen, eliminar las dificultades que encuentran las asociaciones para ejercer su labor dentro de las unidades, poniendo como ejemplo lo que ocurre en algunas unidades militares en donde se han impartido charlas de obligada asistencia del personal y en horario de trabajo en donde se ofertaban seguros o enciclopedias y, sin embargo, se impide que las asociaciones puedan, ni siquiera, reunirse o dar información.

Así mismo, reclaman, un profundo cambio en el régimen disciplinario y justicia militar, centrándose en la eliminación de la sanción privativa de libertad en la aplicación del régimen disciplinario (en vía administrativa y sin intervención judicial) y la total integración de la jurisdicción militar en el orden jurisdiccional ordinario. Que se reconozca y se regulen los derechos de sindicación y participación política en igualdad al resto de ciudadanos, no entendiendo que fuera del ejercicio de sus funciones como militares, tengan limitados dichos derechos.

Ambas asociaciones organizadoras del Congreso, así como la mayoría de congresistas e invitados que intervinieron, mostraron su preocupación por la actual situación e instaron a todos los miembros de las Fuerzas Armadas a pasar a ejercer acciones reivindicativas, al considerar que el Ministerio de Defensa no está poniendo solución ni interés en la solución de dichos problemas.

Desde la Asociación de Tropa y Marinería “ATME” hacen, por tanto, un llamamiento a las acciones que se van a convocar en breve, pidiendo la unidad de todas las asociaciones y personal militar, con objeto de dar a conocer la reclamación de unos derechos profesionales y retributivos justos, que logren dignificar la profesión militar, la cual, recuerdan, es la única que obliga a entregar la vida por España y sus ciudadanos.


 

A %d blogueros les gusta esto: