La Ministra de Defensa en funciones se despide aprobando el Plan Integral de Orientación Laboral con todas las asociaciones profesionales en contra.

Dicho Plan ha sido publicado en el Boletín de Defensa, sin asignación presupuestaria, sin el apoyo de ninguna asociación profesional y sin que se haya consensuado con el resto de Ministerios ni Administraciones Públicas afectadas.

Madrid, 5 de junio 2018

            Con la moción de censura en trámite, la Ministra de Defensa, (hoy en funciones) aprobó, el pasado 31 de mayo, la Orden Ministerial 30/2018 por la que se aprobaba el Plan Integral de Orientación Laboral para el personal militar del Ministerio de Defensa que hoy se publicada en el Boletín Oficial de Defensa.

            Cabe destacar el total desacuerdo del conjunto de Asociaciones Profesionales a dicho plan. Y así lo pusieron de manifiesto desde el principio cuando, y como dice en su preámbulo, durante su tramitación, se dio conocimiento del proyecto de esta orden ministerial a las asociaciones inscritas en el Registro de Asociaciones Profesionales de miembros de las Fuerzas Armadas. Todas se manifestaron en contra. De hecho, cuatro de las cinco Asociaciones Profesionales con representación en el Consejo de Personal “plantaron” a la Ministra cuando fue a presentar dicho plan como medida de protesta.

            Juan Carlos Tamame, presidente de ATME, lo tiene claro: “Desde la Asociación de Tropa y Marinería Española consideramos intolerable que una Ministra, con una moción de censura en trámite, sin atender las demandas de los representantes de los militares en el Consejo de Personal y también sin atender las demandas del resto de partidos políticos apruebe un Plan sin el debido consenso”.

            En ATME afirman que la Ministra de Defensa mintió, ya que se comprometió en la comparecencia que hizo el pasado mes de abril, ante la Subcomisión de Defensa, cuando todos los partidos de la oposición le propusieron, que en dicho Plan integrasen no sólo al personal que haya abandonado las Fuerzas Armadas en los dos últimos años, sino también al anterior y dijo que “se podría ver”. Hoy se constata su mentira y dicho Plan no recoge esta petición que también demandaban todas las Asociaciones Profesionales.

            La Ministra de Defensa también mintió cuando dijo, en la misma comparecencia, que esperaba añadir las propuestas que salieran del Consejo de Personal. En dicho Consejo, se aprobó llevar más allá el límite de dos años del personal que ha abandonado las Fuerzas Armadas, para la aplicación del Plan y no ha sido así. También se solicitó, y todas las asociaciones lo consideraban muy importante, que éstas formasen parte del Comité de Coordinación del Plan, que es el órgano de supervisión del Plan y en la Comisión de Seguimiento, con la finalidad de facilitar la coordinación, control y seguimiento del desarrollo del Plan. Tampoco ha sido así y las asociaciones, inexplicablemente, han quedado fuera.

            Por último, desde ATME, destacan que el Ministerio de Defensa aún no ha coordinado con el resto de Ministerios ninguna acción, ya que la legislación aplicable a los funcionarios civiles de las administraciones públicas requiere modificaciones para que los militares puedan ser tenidos en cuenta en los procesos selectivos de dichos funcionarios. Tampoco lo ha hecho con el Ministerio y Consejerías competentes en materia de Educación para convalidar la formación que reciben los militares.

            En definitiva, en ATME creen que la aprobación de este Plan, supone la “estocada” a los miles de militares que ya están siendo obligados a abandonar las Fuerzas Armadas por la finalización de su compromiso laboral por cumplir 45 años, así como los cientos que ya han tenido que abandonarlas. Desde esta Asociación se solicita, urgentemente, al nuevo Gobierno, la derogación del mismo y la creación de uno nuevo, con todos los actores y administraciones implicadas y con el debido y adecuado consenso.


 

A %d blogueros les gusta esto: