ATME se reúne con el director general de Interior, Emergencias y Protección Civil de la Junta de Andalucía

Se le trasladó los problemas que tiene el personal de tropa y marinería en la comunidad autónoma

Sevilla, 21 junio de 2018

El 18 junio de 2018, se mantuvo una reunión en la sede de la Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil de la Junta de Andalucía con su director, Demetrio Pérez Carretero, y Juan Carlos Tamame González y Francisco José Durán Baños, presidente y delegado territorial de Andalucía de ATME respectivamente.

ATME trasladó la problemática de la Escala de Tropa y Marinería, tanto a nivel nacional como, con más detenimiento, a nivel autonómico, haciendo especial hincapié sobre el personal que a los 45 años deberá abandonar las Fuerzas Armadas.

Se trató sobre la problemática que supone la falta de titulación y, sobre todo, de homologación de la formación que se imparte en las Fuerzas Armadas, lo que supone que personal con más de 20 años de servicio se encuentren sin ninguna forma de acreditar la experiencia adquirida a lo largo de su trayectoria profesional. Este problema se está trasladando a las comunidades autónomas, especialmente a las que tienen transferidas las competencias, con intención de poder solucionar dicho problema.

Los representantes de ATME hicieron entrega de un dossier al director de Interior Emergencias y Protección Civil de la Junta, el cual, se comprometió a trasladar lo expuesto y a elevarlo a diferentes ámbitos de la Junta y, en especial, el tema relativo a las certificaciones profesionales y la reserva de plazas en las Policías Locales de la Comunidad Autónoma.

ATME, no ceja en su idea de acabar con la temporalidad que afecta a las Fuerzas Armadas, incidiendo especialmente en un alto porcentaje de la tropa y marinería; sin embargo, entiende que, hasta que la ley sea modificada, se deben buscar todo tipo de alternativas para estos compañeros que abandonarán o, lamentablemente, ya han abandonado las FAS. Fiar el futuro a una sola opción, en este caso la derogación de la ley de tropa y marinería, es abandonar a una parte muy importante de este personal a situaciones de abandono y precariedad que afectan no solo a ellos sino también a sus familias.

A %d blogueros les gusta esto: