Interior no quiere soldados ni marineros en la Policía Nacional

Tan sólo se han cubierto el 3,3% de las plazas totales reservadas y lo que es peor, durante 4 convocatorias, del 2010 al 2013, fue del 0%.

Unos datos que han contribuido a la desmotivación de los aspirantes militares y a que las academias les recomienden que se presenten a la oposición libre .

Madrid, 7 enero de 2020

El Ministerio de Interior no quiere personal de tropa y marinería que ingrese en la Policía Nacional. Tan contundente como cierto. Sólo hay que fijarse en las cifras de incorporaciones dentro de la reserva que se hace a este colectivo. Absolutamente irrisorias.

Desde el 2010, de las 2.605 plazas convocadas para acceso reservado que estipula la Ley de Tropa y Marinería solo se han cubierto 85, es decir, el 3,3%. Debido a esto no es raro el número de militares que optan ya por no presentarse a estas plazas, sobre todo cuando desde las mismas academias preparatorias son aconsejados para que accedan por el turno libre.

El actual método de reserva de plazas en las convocatorias de acceso al personal militar en la policía nacional, es diametralmente opuesto al que se realiza en la Guardia Civil, hecho que ha contribuido a la total desmotivación de estos aspirantes.

ATME, al igual que otras asociaciones profesionales, incluso en su comparecencia ante la Subcomisión de Defensa para el estudio del régimen profesional de los militares de tropa y marinería de las Fuerzas Armadas, incidieron en este tema. El problema es tan evidente que, en el Informe final de esta Subcomisión aprobado por la Comisión de Defensa el 27 de septiembre de 2018, en su punto 32, se estipulaba que se debería hacer un seguimiento de la cobertura de estas plazas.

Se mantendrán la reserva de plazas para candidatos procedentes de las Fuerzas Armadas en las convocatorias de acceso a la Guardia Civil y la Policía Nacional y se hará el seguimiento de la cobertura de las mismas.

A todo esto, hay que añadir problemas como los surgidos en la prueba b) de conocimientos (ortografía) de la última convocatoria, donde 2500 opositores la han recurrido y que han vuelto a denostar al personal militar, al establecerse una nota de corte para todos los aspirantes de un 6,2 en la citada prueba, pese a no estar reflejada esta posibilidad en las bases de la convocatoria (“apto” o “no apto”), y a pesar que el numero de militares que habían pasado ya la prueba a) del apartado conocimientos era ya inferior al número de plazas reservadas.

ATME se dirigió durante el 3-2019 Pleno del COPERFAS, celebrado el pasado 4 de octubre, a la Subsecretaria de Defensa para interesarse sobre el seguimiento de estas convocatorias, recibiendo solo una relación estadística y una apuesta por mejorar la preparación para realizar la oposición. Ante esto, la Asociación, ha remitido solicitud al Ministerio de Defensa para que no se quede solo en un mero seguimiento de la cobertura de las plazas. Se estima que el espíritu de la medida número 32 de la Subcomisión es la defensa del personal de tropa y marinería ante los problemas que pudieran existir en estos tipos de convocatorias, así como la consecución de una variación en el método de reserva de plazas en la policía nacional, para que pueda acercarse a los porcentajes existentes en la Guardia Civil.

 

POLICIA NACIONAL

GUARDIA CIVIL
Año Plazas Reservadas Presentados 1º Pruebas Actos finales % Plazas cubiertas

% Plazas cubiertas

2010

37 146 0 0 100%

2011

15 249 0 0 100%

2012

15 126 0 0 100%

2013

140 181 0 0 100%

2014

25 274 5 20 %

100%

2015 130 985 9 6,9 %

100%

2016 522 497 17 3,2%

68,4

2017 640 372 27 4,2%

100%

2018 580 296 27 4,6%

46,1%

2019 501 231

58%

Datos del Portal de la Transparencia

A %d blogueros les gusta esto: