Nota Informativa desplazamiento entre municipio de destino y domicilio familiar

La nueva Instrucción no da solución a las reiteradas propuestas remitidas por ATME para dar una solución al problema

Una vez estudiada la Instrucción 19/2020, de 14 de mayo de 2020, de la ministra de Defensa, por la que se autoriza el desplazamiento del personal que participa en actividades extraordinarias para hacer frente al COVID-19 entre el municipio de destino y el municipio donde se encuentre su domicilio familiar, solo se puede manifestar el descontento que produce, ya que no soluciona las reiteradas propuestas remitidas por esta Asociación, tendentes a paliar el confinamiento que están sufriendo los militares que tienen su domicilio familiar fuera de la localidad de destino.

Única. Se autoriza, a partir del 18 de mayo de 2020, a los miembros de las Fuerzas Armadas que participan en actividades extraordinarias para hacer frente al COVID-19, a desplazarse entre el municipio donde radica su unidad de destino o la unidad donde se encuentran en comisión de servicio y el municipio de su residencia familiar, siempre que ambos municipios se encuentren en la misma Fase y, al menos, en la Fase I del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, aprobado por Acuerdo del Consejo de Ministros, de 28 de abril de 2020.

Para acogerse a esta medida los miembros de las Fuerzas Armadas deberán tener la correspondiente autorización para fijar su residencia habitual en un municipio distinto al del destino, de conformidad con la Orden DEF 2096/2015, de 29 de septiembre, por la que se fijan los términos y condiciones para que el militar pueda residir en un municipio distinto al de destino.

Los Jefes de Unidad serán los competentes para emitir el correspondiente documento justificativo que acredite que el militar se encuentra en el ámbito de aplicación de esta medida.

Haciendo una interpretación literal de la norma, solo estarían incluidos aquellos militares que actualmente están participando en la Operación Balmis, quedando fuera de ella aquellos que ya no lo estén, así como el resto de personal militar.

La Asociación de Tropa y Marinería Española “ATME” ha remitido oficio al ministerio de Defensa solicitando aclaración sobre estos temas, volviendo a incidir una vez más la necesidad de que todos los militares puedan desplazarse desde sus lugares de trabajo hasta sus residencias familiares. Es necesario dar una solución a los militares que, por circunstancias de la profesión militar, tienen sus residencias familiares fuera de la localidad de destino, tanto participen o no en la Operación Balmis, ya que la citada operación y la situación de alarma que se vive han influido en las condiciones de trabajo y vida de todos ellos.

A %d blogueros les gusta esto: