Respuesta del MAPER a pregunta ATME sobre la disponibilidad del personal militar en Melilla (Socios)

Afecta a los militares cuyo núcleo familiar se encuentra fuera de la Ciudad Autónoma

Leganés, 16 diciembre de 2022

Con fecha 8 de noviembre, ATME remitió por escrito al Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, a través de la secretaria Permanente del mismo, solicitud de información sobre el tiempo de disponibilidad para estar presente en la plaza de Melilla, al tener conocimiento a través de sus socios, de un problema surgido en el turno de guardias del Núcleo 3 de la Base Discontinua “Teniente Flomesta” (Melilla), donde rotan cabos 1º de las unidades de caballería, artillería, regulares y ULOG 24.

A los servicios que realiza este personal, a lo que se debe sumar las actividades propias de ejercicios, maniobras, etc. alguna de estas unidades, por ejemplo del Grupo “Taxdirt” I/10, se le suma una disponibilidad consistente en no poder abandonar la plaza de Melilla, lo que hace prácticamente imposible la conciliación familiar del personal que tiene su núcleo familiar fuera de la citada plaza.

Esta “guardia”, que se debería contemplar como un tipo de las que figuran en el Capítulo V de la Orden Ministerial 50/2011 por la que se aprueban las Normas sobre mando y régimen interior de las unidades e instalaciones del Ejército de Tierra, no se nombraba por escrito.

Con fecha 13 de diciembre se recibe información facilitada por el Mando de Personal del Ejército de Tierra, competente en la materia.

Pregunta 1.- La disponibilidad para estar presente en la plaza de Melilla durante un tiempo considerable de tiempo está afectando directamente a la conciliación familiar de aquellos militares cuyo núcleo familiar reside fuera de la plaza ¿está es una situación temporal o por el contrario se mantendrá en el tiempo?

La Orden de Defensa 2096/2015, de 29 de septiembre, por la que se fijan los términos y condiciones para que el militar pueda residir en un municipio distinto al de destino, especifica:

  • En su artículo 1, punto 1.b): “El deber de comunicar su domicilio habitual o temporal, así como otros datos de carácter personal, en su unidad de destino o en la que se halle en comisión de servicio, a los efectos de su localización si las necesidades del servicio lo exigieran”.
  • En su artículo 2: “Los militares estarán en disponibilidad permanente para el servicio. Las exigencias de esa disponibilidad se adaptarán a las características propias del destino y a las circunstancias de la situación, con arreglo a lo establecido en el artículo 22.1 de la Ley 9/2011, de 27 de julio, de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas”.
  • En su artículo 4, punto 2: “No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, el militar podrá fijar su residencia habitual en un municipio distinto al de su destino cuando […] el municipio se encuentre en territorio nacional, se puedan desempeñar adecuadamente todas las obligaciones militares, propias de su puesto, cargo o función que realice, se puedan cumplir, en correcto estado de condiciones psicofísicas, la jornada habitual de trabajo establecida en su unidad, centro u organismo, así como la prestación de guardias, servicios y otros horarios especiales que se determinen, y se pueda incorporar al destino en un plazo no superior a dos horas desde que se le requiera”.
  • En su artículo 5, punto 1: “La competencia para la concesión o denegación de la autorización para fijar la residencia habitual en un municipio distinto al de destino corresponde al jefe de unidad, buque, centro o establecimiento de destino, o en el que se desempeñe una comisión de servicio”.

Por otro lado, las condiciones de extra-peninsularidad de la plaza de Melilla le otorgan una singularidad en cuanto a los plazos de tiempo en los que el personal puede incorporarse al destino. Melilla se encuentra a una hora de vuelo y seis de navegación desde el punto peninsular más próximo, a lo que hay que añadir tiempos de embarque / desembarque, horarios y disponibilidad de los transportes y los condicionantes meteorológicos que obligan frecuentemente a cancelar o posponer vuelos.

Estas circunstancias impiden garantizar que el personal se pueda incorporar a su destino en el plazo de dos horas establecido, y/o cuando sea necesario para cumplir las obligaciones del puesto.

Todos estos aspectos, establecidos por la ley, son valorados por los jefes de unidad a la hora de compaginar la vida familiar y personal de sus subordinados con las necesidades del servicio, y también por cada uno de los militares destinados a Melilla a la hora de establecer la ubicación de residencia de su núcleo familiar.

Teniendo en cuenta los puntos anteriores, desde la Comandancia General de Melilla se toman todas las medidas permitidas por la legislación para compaginar las necesidades del servicio con la conciliación de la vida familiar, personal y profesional, teniendo siempre en consideración el artículo 6 de la ORDEF 2096/2015, que establece que “cuando se den circunstancias extraordinarias, familiares o personales, debidamente justificadas o por motivos de seguridad personal contrastados, el jefe de unidad podrá autorizar al militar afectado por estas circunstancias a residir en otro municipio distinto al de destino, sin las limitaciones contenidas en el artículo 4”.

Adicionalmente a lo anterior, no debe olvidarse que cada caso es distinto, siendo obligación de cada jefe de unidad estudiar cada caso individualmente y darle solución de forma personalizada.

Desconociendo el caso concreto que genera la pregunta trasladada por ATME, no se puede dar una respuesta concreta a si corresponde a una situación temporal o se mantendrá en el tiempo.

En cualquier caso, la Comandancia General de Melilla continuará trabajando en la línea de favorecer al máximo la conciliación de la vida familiar de todos y cada uno de sus miembros, al tiempo que se cumple con las necesidades del servicio. 

Pregunta 2.- ¿Por qué razón no se publica el turno de disponibilidad de este personal como un servicio más?

Porque NO es un servicio.

A la lectura de las consultas elevadas por ATME, se entiende que el llamado “turno de disponibilidad” es de conocimiento tanto a nivel general por los miembros de la unidad, como a nivel particular por cada uno de los interesados. Según el escrito elevado por ATME:

  • “Este encuadramiento se completa de forma semanal […]”.
  • “Los escuadrones deberán asignar personal a la partida […]”. o “El personal asignado deberá permanecer en Melilla […]”.
  • “El personal asignado se podrá rotar […].” 

Pregunta 3.- Dentro de las guardias de las reflejadas en el Artículo 79 Orden Ministerial 50/2011, de 28 de julio, por la que se aprueban las normas sobre mando y régimen interior de las unidades e instalaciones del Ejército de Tierra ¿Qué tipo de guardia es?

No se trata de una guardia, sino de garantizar la disponibilidad mínima de personal en la plaza según lo contemplado en los planes operativos en vigor. 

Pregunta 4.- Dado la gran cantidad de personal destinado en Melilla cuyo núcleo familiar se encuentra fuera de la misma ¿Se ha realizado algún estudio de cómo afecta esto al personal destinado en Melilla que no pueda desplazarse a su núcleo familiar durante un tiempo prolongado?

El personal destinado en Melilla, y cuya residencia debe fijarse en Melilla, es consciente de las implicaciones, derivadas de la disponibilidad, que supone que el núcleo familiar no resida en la misma localidad. El concepto “tiempo prolongado” es indefinido y no se pueden hacer valoraciones al respecto. No obstante se considera que la disponibilidad exigida permite conjugar las circunstancias personales ya que se es flexible en cuanto al personal que puede ser nombrado”.

Este contenido esta restringido a socios de A.T.M.E. Si eres socio, por favor introduce tu usuario y contraseña, en caso contrario visita esta página: Asociate

Acceso de usuarios existentes