Presidido por la ministra de defensa, se ha realizado un debate de las propuestas presentadas en este tema por las asociaciones profesionales militares

Celebrado el Pleno Extraordinario sobre conciliación familiar y laboral

Primera vez que el ministerio de defensa ha tenido en cuenta de una forma tan amplia el trabajo asociativo.

En octubre se presentará el proyecto de normativa que anulará los descuentos en nómina por bajas médicas por contingencia no profesional.

Madrid, 18 septiembre de 2018

Desde ATME, se quiere felicitar al nuevo equipo del Ministerio de Defensa, a cargo de la ministra Margarita Robles, por el esfuerzo y preocupación que han mostrado en el tema de la conciliación familiar y profesional del personal de las Fuerzas Armadas. Este monográfico, convocado a instancias de la ministra, ha dejado patente los graves problemas que existen en este tema y el gran camino que queda por andar.

ATME espera que este nuevo talante que está mostrando el ministerio de defensa, se haga extensivo, entre otros, a temas tan importantes como la temporalidad, las retribuciones, la reincorporación laboral, la formación del personal de tropa y marinería o la defensa del asociacionismo profesional.

Dejar patente que es la primera vez en la historia del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas que se ha tenido en cuenta de una forma tan amplia el trabajo y aportaciones de las asociaciones profesionales militares. Dicho esto, no se puede bajar la guardia y se debe estar vigilante para que los cambios normativos se produzcan en breve; según palabras del ministerio serán presentados en el próximo COPERFAS, a desarrollar en octubre.

En la sesión, ATME ha dejado bien claro que las medidas que se adopten no pueden ir en detrimento de aquellos militares que no las tienen. “Chico favor hacemos si para que los Militares puedan tener unas medidas de conciliación familiar y profesional adecuadas, lo que hacemos es incrementar el trabajo ya excesivo de aquellos Militares que no disfruten de estas medidas”.

Entre las principales medidas aprobadas por el ministerio se pueden destacar las siguientes:

  1. Exoneración total de servicios, guardias, maniobras y actividades análogas que interfieran con la reducción de jornada para aquellos militares que tengan hijos menores de 4 años o se encuentren en el periodo de lactancia. “entendiéndose que esta medida no solo exonera a la franja horaria de la reducción sino a todo tipo de actividad fuera del horario habitual de la jornada de trabajo”. Esta medida será celebrada por muchos militares, en especial los compañeros de Melilla, donde arbitrariamente estaban cercenando este derecho con el conocimiento de la Comandancia General de Melilla.
  2. Esta exoneración será total para aquellos que tengan un familiar a su cargo con una minusvalía y requieran una especial dedicación, siempre y cuando estos no perciban retribuciones. En este sentido, ATME espera que en el borrador de la normativa que se presente estén excluidas aquellas pensiones no contributivas, además pediremos que se establezca unos mínimos ya que entendemos que esta situación varía mucho dependiendo de la pensión que se perciba.
  3. Se modificará el concepto de familia monoparental, eliminando el termino único sustentador, como ya había avanzado ATME. Fue una propuesta presentada por ella hace más de un año y aprobada por el COPERFAS.
  4. Se regularán las reducciones de jornada en los casos de custodias compartidas, aplicándolas en los tiempos donde el progenitor la tenga concedida.
  5. Se remitirá por parte de DIGENPER unos criterios para que los términos de necesidades del servicio no puedan aplicarse de forma genérica y sean individualizadas y debidamente justificadas. Así mismo se establecerá que en caso de revocación de la reducción por necesidades del servicio se avisará con el tiempo suficiente al interesado.
  6. Cuando ambos progenitores sean militares se tendrá que favorecer el cambio de guardias y servicios entre compañeros de tal forma que no coincidan ambos progenitores.
  7. Para solicitud de permisos, vacaciones, reducciones, etc, se entenderá como silencio positivo si no es contestado en los plazos que reglamentariamente se determinen.
  8. Los destinos por circunstancias excepcionales deberán prever aquellas situaciones que sean de larga duración o irreversibles.
  9. Se establecerá un calendario adecuado en la publicación de vacantes para atender a la escolarización de los menores.
  10. Eliminar el plazo de 2 años para poder solicitar destino, cuando este se solicita por personal que finaliza su compromiso en un plazo inferior, dejándolo en 1 año, al igual que estaba para el personal que pasa a la reserva, Esta medida ha sido solicitada por socios de ATME y nos complace informales que en breve será modificada.
  11. La creación en las Bases y acuartelamientos de centros infantiles.

Retribuciones y conciliación

Sin embargo, no todo ha sido tan satisfactorio. En el tema retributivo las asociaciones se han encontrado con un muro infranqueable, ya que el ministerio ha desatendido todas las propuestas, aludiendo en algunos casos que estas medidas no entraban dentro de la conciliación familiar. ATME ha sido contundente, al igual que el resto de asociaciones, al mostrar su desacuerdo en este sentido “Si realizamos guardias, servicios, maniobras, navegaciones, etc. que incrementa nuestro horario en muchos casos en más de 800 horas anuales, sin retribución alguna, esto influye directamente en nuestra vida familiar, ¿Quién paga el cuidado de nuestros hijos cuando estamos fuera?, ¿Con un sueldo de 900€ se puede soportar esos gastos?, la realidad es que no”.

En palabras de la Directora de Personal, las guardias, servicios, maniobras, navegaciones, etc. son parte intrínseca y están en la naturaleza de la profesión del militar. La respuesta ha sido clara: “Esto es inconcebible, falta de argumentación y con un razonamiento ilógico. Aludir a esa naturaleza, reflejada desde las Reales Ordenanzas de Carlos III, es como querer que se paralice el tiempo en las Fuerzas Armadas, al decir que como siempre ha sido así debe seguir así. Si aplicamos este concepto a la profesión militar, las FAS estarían sin evolucionar, encontrándonos que la mujer no hubiera podido entrar en ellas, permitiendo incluso el castigo físico”. “Los trabajadores militares no pueden seguir haciendo horas y horas fuera de su jornada laboral sin que estas sean remuneradas o compensadas, en igualdad al resto de los trabajadores públicos. Tenemos nuestra profesión y sabemos los sacrificios que conlleva; pero no firmamos una carta en blanco donde se pueda hacer con nosotros lo que se quiera y, además, estar contentos, NO PEDIMOS MÁS  QUE  LOS DEMAS TRABAJADORES PÚBLICOS, QUE NUESTROS EXCESOS DE HORAS TRABAJADAS SEAN COMPESADAS ADECUADAMENTE”.

 

La movilidad geográfica, la falta de sensibilidad en los destinos forzosos para intentar que los militares se desplacen lo menos posible de su área geográfica han sido otras de las reivindicaciones de ATME.

A pregunta del presidente de ATME, se ha informado que en octubre será presentada la modificación de la Instrucción 1/2013, de 14 de enero, de la Subsecretaria de Defensa, por la que se dictan normas sobre la determinación y control de las bajas temporales para el servicio del Personal Militar, en el sentido de que no se descontarán en la nómina las bajas médicas por contingencia no profesional.

Por otro lado, las asociaciones profesionales miliares se reunirán este jueves, 20 de septiembre, con la ministra de defensa, donde podrán exponer de primera mano su problemática.

(Foto: mde)


 

1 respuesta

  1. Jose A. dice:

    Y sobre la compensación de las guardias, y días adicionales nada de nada??????

A %d blogueros les gusta esto: