Condiciones de vida del personal del América 66 durante su activación en Guadalajara para luchar contra los efectos de la tormenta Filomena

Alimentación insuficiente para las duras condiciones de trabajo que tuvieron que soportar y ausencia de una mínima distancia de seguridad en las zonas de pernoctación.

Madrid, 8 febrero de 2021

Una vez más, el Regimiento de Infantería 66 de Pamplona vuelve a estar en el candelero.

A la Asociación le han llegado quejas de personal activado para trasladarse a Guadalajara, del 17 al 21 de diciembre, con ocasión de los efectos causados por la tormenta Filomena. Estas quejas se centran en la alimentación recibida y en las condiciones en que fueron alojados, sin respetar las distancias de seguridad.

El escaso desayuno les era suministrado a las 08.00 horas, no recibiendo ninguna otra alimentación hasta las 13.30 horas y, posteriormente. hasta las 22.00 horas. Trasladan a la Asociación que entendían que la citada alimentación no suministraba la necesaria ingesta nutricional y calorífica necesaria para unas personas que debían trabajar a la intemperie, quitando hielo en las calles, de 08.00 a 20.00 horas, con un descanso se dos horas para comer, y bajo temperatura que rondaban entre los -3 y 6º centígrados

Por su participación los cuatro días, percibirán un plus de maniobra (28.21 € por día), del cual se les descontará la alimentación (18,015 € por día), quedándoles 10,195 € por día trabajo. Asimismo, después de terminar esa la activación de cinco días, no les fue concedido ningún día de descanso obligatorio o adicional, pese a lo establecido en la Orden DEF/1363/2016, de 28 de julio, por la que se regulan la jornada y el régimen de horario habitual en el lugar de destino de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Esta unidad ya ha sido objeto de múltiples preguntas dirigidas al Ministerio de Defensa a través de la Secretaria Permanente del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (COPERFAS) por el trato dispensado a sus integrantes en la operación Balmis (reutilización material sanitario de un solo uso, retretes de circunstancias confeccionados con sillas y bolsas de basura, etc.) o de la utilización del Complemento de Dedicación Especial (CDE) como arma coercitiva y elemento de castigo. A esto hay que sumarle los últimos datos conocidos sobre la incidencia del COVID en la unidad en el mes de diciembre, que deja en entredicho las medidas tomadas por sus jefes, con un promedio diario de personal de baja por enfermedad de 25 personas y 31 en aislamiento por contacto estrecho, alcanzando el techo a mitad del citado mes con 34 enfermos y 41 aislados.

Alguien podría preguntar ¿Por qué estas quejas no se tramitan por conducto reglamentario? La respuesta es sencilla, por miedo a perder el Complemento de Especial Disponibilidad (CDE) que se percibe por estar destinado en Navarra, una de las comunidades más caras del país, más de 300 € mensuales, y que es concedido solamente si el jefe de unidad lo autoriza.

Desayuno

Primera comida

Cena

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: