La conciliación familiar militar en los cuarteles y su repercusión entre el resto de sus compañeros

Padres y madres militares con reducción de jornada, afectados por una regulación donde la palabra más leída es el “se podrá”.

Existen unidades que deniegan de forma genérica, en base a las necesidades del servicio, toda exención a militares con hijos entre cuatro y doce años.

Mal vistos por una parte de sus compañeros que ven sobrecargados sus tareas y servicios que deben asumir sin ninguna retribución suplementaria y mal vistos por los jefes de las unidades, que entiende se pierde operatividad.

Leganés, 25 noviembre de 2022

La conciliación familiar en las Fuerzas Armadas es un tema peliagudo, nadie lo puede ocultar.

El derecho a la conciliación familiar que la norma regula en la vida laboral se ve dificultado con una normativa donde prevalece con demasiada frecuencia el “se podrá”, quedando a la interpretación del jefe de Unidad que engloba el citado término. Mientras la “Orden de Defensa 253/2015 por la que se regula el régimen de vacaciones, permisos, reducciones de jornada y licencias de los miembros de las Fuerzas Armadas”, establece claramente que el militar que disfrute del derecho a la conciliación familiar por un hijo menor que no haya cumplido los 4 años quedará exonerado de la realización de servicios y otro tipo de tareas, deja en el aire que pasará cuando este tenga “una edad comprendida entre los cuatro y hasta que cumpla los doce años”, ya que entonces el militar “podrá” quedar exonerado, cuando las necesidades del servicio lo permitan, de la realización de estas labores.

A esto se debe unir unas unidades con baja cobertura de personal, en las cuales sus jefes entienden que estas exenciones lastran la operatividad de sus unidades al no poder contar con ellos para la realización de maniobras, ejercicios… por lo cual intentan poner las mayores trabas posibles acogiéndose a cualquier resquicio de la norma, el famoso “se podrá”.

Una de estas trabas se ha puesto en conocimiento del ministerio de Defensa por escrito, a través de la Secretaría Permanente del Consejo de Personal, ya que socios de ATME han informado que en el Regimiento de Infantería «Saboya» n.º 6 y el Tercio del Norte de Infantería de Marina (Ferrol), con carácter general se está negando por “necesidades del servicio” toda exención al personal que tenga concedida una reducción de jornada por hijo entre cuatro y doce años, sin valorar individualmente de una manera adecuada cada caso y sin justificar por escrito las citadas necesidades del servicio.

Para finalizar, unida a esta baja cobertura, se encuentran los propios compañeros que ven que estas exenciones provocan una sobrecarga en su trabajo diario, al tener que realizar más servicios y tareas por el mismo sueldo.

La solución es complicada, ya que ampliar las plantillas de tropa y marinería, con objeto que estas exenciones repercutieran menos en el resto de personal, y pagar los servicios y el exceso de horas trabajadas, encuentra la oposición frontal del ministerio.

Un quiero y no puedo que lastra el derecho a la conciliación militar de los militares, una de las principales metas que se marcó la ministra de Defensa, Margarita Robles cuando tomo posesión de la cartera ministerial.

 

ATME en los medios de comunicación:

ATME, «La conciliación familiar militar en los cuarteles y su repercusión entre el resto de sus compañeros» (21 Noticias, 25.11.22)

Denuncian «trabas» a los militares acogidos a reducción de jornada por hijos. La Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) ha denunciado las «trabas» que existen en las Fuerzas Armadas para los padres y madres con reducción de jornada por cuidado de hijos, una medida de conciliación a la que se acogen menos del 3 % de los militares. (COPE, 25.11.22)

Abrir chat
1
¿Cómo podemos ayudarte?
Hola!
¿Cómo podemos ayudarte desde A.T.M.E.?
Recuerda indicar si eres socio para agilizar la consulta.