Cesado el delegado de una asociación de tropa en Aragón (El Periodico de Aragón)

ACTIVIDAD ASOCIATIVA EN LAS FUERZAS ARMADAS

El Ejército del Aire le aparta del servicio por «inadaptabilidad», tras 30 años. Su esposa lo vincula a las denuncias de la situación de su escala  

La Base Aérea de Zaragoza, principal instalación del Ejército del Aire. - ÁNGEL DE CASTRO

La Base Aérea de Zaragoza, principal instalación del Ejército del Aire. – ÁNGEL DE CASTRO

F. M. H.
23/10/2017

El Ejército del Aire cesó en sus funciones en el destino al delegado de la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) en Aragón, hace escasas semanas, tras llevar de baja médica desde comienzos de año, diagnosticado por una pérdida de aptitudes psicofísicas. Al parecer padece de inadaptabilidad a la vida militar, tras casi 30 años en las Fuerzas Armadas. Con este pronóstico, su expulsión pende de un hilo, y no tienen buen pronóstico.

Hasta aquí, y salvo que le diagnosticó psicológicamente un obstetra (hecho denunciado ante el Colegio de Médicos), el proceso de Ricard Mitjana sería uno de tantos. Pero, según denuncia la esposa de este militar, Natalia, la peculiaridad es que su «pérdida de aptitudes» coincide sospechosamente con el inicio de su actividad en ATME.

«Desde que empezó a denunciar que les hicieran adelantar dietas, todo fue mal», explica. Varios soldados del Ejército del Aire expresaron hace dos años sus quejas sobre tener que adelantar dietas para alojamientos en misiones internacionales, un asunto que llegó a ir al Congreso, sin que se resolviera.

«Desde que empezó en ATME le empezaron e retirar de los puestos de responsabilidad –explica su mujer–, pese a que antes había tenido reconocimientos, y ahora le relevan de responsabilidades y le amonestan reiteradamente», asegura.

El supuesto ostracismo del delegado tiene sus consecuencias en casa, desde lo económico («porque el sueldo de un militar de por sí no es muy alto, menos aún con estas situaciones») hasta en la convivencia, porque «Ricard no lo puede encajar bien, y al final uno se lo lleva todo a casa. A él siempre le ha gustado mucho su profesión, y ayudar a los demás, y la situación se pone cada vez más fea», explica.

A estas sospechas y coincidencias se une además el hecho de que ATME ya haya sufrido a nivel nacional otro cese de delegado en Galicia, y otro episodio similar en Navarra.

Fuente: El Periódico de Aragón


 

A %d blogueros les gusta esto: