La Dirección General de Personal responde a ATME sobre el cobro de “bufandas” a través del CDE (Socios)

El CDE, un complemento arbitrario que se concede bajo el criterio del jefe de la unidad y del cual, la tropa, es la escala que menos lo cobra porcentualmente por número de efectivos.

A veces empleado como forma de “castigo” en las unidades.

Leganés, 21 febrero de 2024

La Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), a través de sus socios, tuvo conocimiento de que en distintas unidades pertenecientes al Órgano Central y a los Cuarteles Generales de los distintos Ejércitos y Armada iba a existir en la nómina del mes de diciembre una percepción extraordinaria en concepto de “bufanda”, que se realizaría como un incremento del Complemento de Dedicación Especial (CDE), pudiendo llegar a percibirse más de 500 euros.

Debido a ello, se remitió un escrito al ministerio de Defensa, a través de la secretaria permanente del COPERFAS, solicitando información de las cuantías que se entregaron a las unidades en concepto de CDE en los meses de noviembre y diciembre, para poder ver la evolución de este.

La respuesta, remitida por la Dirección General de Personal, no puede ser más esclarecedora:

“El reparto de los créditos correspondientes al CDE se realiza para cada ejercicio, de acuerdo con lo dispuesto en el dispongo Quinto de la Orden Ministerial número 190/2001, de 10 de septiembre, por la que se dictan normas para la aplicación del complemento de dedicación especial, asignando cuantías a las autoridades responsables de los distintos ámbitos que, de acuerdo con lo establecido en el dispongo Sexto, efectúan el reparto a sus unidades y organismos dependientes, sin que esté regulada la periodicidad con que han de hacerlo”.

La falta de trasparencia en la concesión de los CDE ya ha sido expuesta por ATME, al entender que los jefes de unidad puedan disponer en última instancia, a su criterio y sin justificación alguna, de a quien se le concede o no.

ATME considera necesario que exista una trasparencia absoluta a la hora de justificar este tipo de retribuciones. Considera que no es ético que existan unidades que dispongan de dinero para repartir esta “bufanda” o “gratificación” entre todos sus componentes, mientras otras, generalmente de la Fuerza y compuesta en su mayor parte por militares de tropa y marinería, deben repartir el excedente.

(Video)

Este contenido esta restringido a socios de A.T.M.E. Si eres socio, por favor introduce tu usuario y contraseña, en caso contrario visita esta página: Asociate

Acceso de usuarios existentes