Por segunda vez el ministerio de Defensa niega a ATME dar información sobre la cuantía de los Complementos de Dedicación Especial en los meses de noviembre y diciembre de 2023

Primeramente, negó la solicitud de información remitida a través de la secretaria permanente del COPERFAS y, después, a través del Portal de la Transparencia.

La inmensa mayoría de los militares de tropa y marinería están en contra de los criterios de concesión de este complemento subjetivo, otorgado a criterio del mando.

Leganés, 17 abril de 2024

¿A quién le interesa que no se conozcan las cifras ni el destino que se da a un complemento que se reparte a criterio subjetivo del mando y no hay información de a quien se le concede?

ATME, ante las noticias que estaba recibiendo de sus socios en relación con un presunto incremento del Complemento de Dedicación Especial (CDE) que habían tenido los militares destinados en distintas unidades pertenecientes al Órgano Central y a los Cuarteles Generales de los distintos Ejércitos en la nómina del mes de diciembre, coincidiendo con la percepción de la paga extraordinaria, solicitó información, a través de la secretaria permanente del COPERFAS, sobre el montante que se había recibido en distintos mandos y unidades de las Fuerzas Armadas, diferenciados entre los meses de noviembre y diciembre.

Como exponía en el citado escrito, la falta de trasparencia en la concesión de este complemento hacía necesario, paradójicamente, que existiera una trasparencia absoluta a la hora de justificar este tipo de retribuciones. Continuaba manifestando que no parecía ético que existiesen unidades que dispusieran dinero para repartir esta “bufanda” o “gratificación” entre todos sus componentes, mientras otras, generalmente de la Fuerza y compuesta en su mayor parte por militares de tropa y marinería, debían repartir el excedente.

Con recha 9 de febrero, la Dirección General de Personal respondía contestando que el reparto de los créditos correspondientes al CDE se realizaba para cada ejercicio, de acuerdo con lo dispuesto en el dispongo Quinto de la Orden Ministerial número 190/2001 por la que se dictan normas para la aplicación del complemento de dedicación especial, asignando cuantías a las autoridades responsables de los distintos ámbitos que, de acuerdo con lo establecido en el dispongo Sexto, efectuaban el reparto a sus unidades y organismos dependientes, sin que existiese regulada la periodicidad con que habían de hacerlo.

Ante esta respuesta, ATME se dirigió a través del Portal de la Transparencia al ministerio de hacienda, para saber los montantes totales de los meses de noviembre y diciembre que se habían entregado al ministerio de Defensa, y a este último, para reiterar las preguntas que se habían remitido a través de la secretaria Permanente.

El ministerio de Hacienda derivó la solicitud de información al de Defensa y este contestó a todas las solicitudes de información manifestando que no tenía por qué responder a este asunto.

Resulta curioso que uno de los pocos temas en que hubo acuerdo por parte de las asociaciones profesionales y de los representantes de las Fuerzas Armadas en la Comisión de Trabajo Temporal sobre retribuciones, la cual finalizó en el año 2022, fue en la necesidad de modificar tal complemento.

Han pasado más de dos años y lamentablemente, visto lo visto, ATME no espera su modificación.

Se finaliza con la misma pregunta del principio del artículo ¿A quién beneficia que no se modifique la forma de conceder este complemente?