Carta del presidente de ATME, Juan Carlos Tamame, a los socios

Finalizamos un nuevo año y es hora de hacer balance. Nuestra Asociación va a cumplir, este próximo enero, siete años. Estamos orgullosos de afirmar que, paso a paso, vamos cumpliendo las metas marcadas y somos ya un referente en el asociacionismo profesional militar. Somos objetivos y sabemos que el movimiento en el cual nos englobamos está lejos de los mínimos deseables. Y si el asociacionismo no crece, las justas reivindicaciones de nuestra escala no se verán escuchadas.

A lo largo de este año hemos recorrido las ciudades de Segovia, Valladolid, Pamplona, Zaragoza, Murcia, Sevilla y Melilla; muchas de ellas pertenecientes al convenio de colaboración firmado con AUME, enmarcado dentro del Congreso de Militares Españoles, que dio origen a una serie de ponencias que llevaron, en el mes de mayo, a una concentración frente al Ministerio de Defensa, donde defendimos la idea de una “carrera militar digna” para nuestra escala, tanto en retribuciones como en modelo de carrera militar o derechos.

Esta concentración, que entendimos debía ser mayoritaria, se abrió a otras asociaciones que englobaban a personal de nuestra escala, aún a riesgo de tener que desembolsar una parte de sus gastos debido a su gratuidad. Entendimos, una vez más, que la lucha por una finalización de la temporalidad y por unas retribuciones justas nos exigía ese sacrificio. Lamentablemente, ese sacrificio, no  se vio correspondido con una asistencia masiva. Cuatrocientas personas de todas las escalas no fueron suficientes para lograr un dictamen justo en la Subcomisión de Defensa del estudio de la carrera militar de la Escala de Tropa y Marinería, ni para que el informe de actualización de retribuciones desapareciera en el momento de relevo en la cartera del Ministerio de Defensa.

Un año más hemos estado en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, al cual se han remitido 44 propuestas, de las cuales han debatido 30, y hemos manifestado reparos a 19 proyectos normativos presentados por el Ministerio de Defensa y sus ejércitos. Aparte de ello estamos participando en una Comisión de Trabajo para la modificación de la Ley Orgánica Derechos y Deberes (comenzada en 2017 y que continuara en el 2019) y en un Pleno extraordinario del COPERFAS donde se han debatido propuestas para la mejora de la conciliación familiar y profesional de la cual, bajo nuestro punto de vista, ha sido muy productiva y pronto veremos sus primeros frutos. De toda esta información habéis tenido cumplida cuenta en nuestra web (www.atme.es) y redessociales de facebook (@atme_espana) y Twitter (@_ATME).

Durante el presente año la Asociación ha comenzado dos procedimientos judiciales. Uno de ellos, junto a más de 300 de sus socios, contra la finalización de los compromisos a los 45 años, y otro, en exclusiva, solicitando la retribución económica de los servicios. ¿Cuál ha sido el motivo de presentar uno junto a los socios y otro en solitario? Muy fácil, en caso de ganar el primero las medidas serían beneficiosas para todo aquel personal que esté inmerso en el mismo y lo haya ganado, en caso de ser favorable el dictamen, en el segundo caso los beneficios se verán una vez modificada la normativa actual.

Este año 2018 ha sido también un año intenso en contacto con los representantes políticos, tanto a nivel nacional como autonómico y local, donde hemos intentado favorecer mejoras referentes a la formación, reincorporación laboral y acceso a nuestros centros de trabajo. Una de las metas de ATME, como no nos cansamos de repetir, es la consecución de un modelo de carrera militar única para todas las escalas; pero mientras eso no se consiga se debe buscar todas las fórmulas posibles para que los compañeros que deban dejar las Fuerzas Armadas lo hagan de la mejor manera posible, no solo para su beneficio sino también para la de sus familias. A través de nuestras reuniones hemos conseguido, entre otros logros, la modificación de la Ley de Coordinación de Policías Locales de la Comunidad de Madrid para que vuelva a recoger la posibilidad de reserva de plazas para personal de tropa y marinería; un borrador de “Convenio de colaboración entre el MINISDEF y la Federación de Municipios de la Región de Murcia para la realización de acciones conjuntas que impulsen la incorporación al mundo laboral de personal militar de las Fuerzas Armadas” que hemos conseguido que sea tomado en consideración por Defensa. También un acuerdo de colaboración con la Cámara de Comercio de Zaragoza, un acuerdo con el Ayuntamiento de Zaragoza y una aprobación en el Pleno del citado ayuntamiento que va a posibilitar que por primera vez, en el año 2019, se reserve una plaza de acceso a la policía local de Zaragoza para persona de tropa, un acuerdo para que en el 2019 se reserven plazas en la policía local de La Rioja, la creación de una parada de autobús en el acuartelamiento “Héroes de Revellin” (Agoncillo.- La Rioja), etc.

En la VII Asamblea General Ordinaria, celebrada el 24 de noviembre, se aprobó la adquisición de una oficina de la Asociación, que se prevé realizarla el próximo mes de enero. El objetivo de ATME es contar con una oficina permanente para poder atender a los socios y sirva de nudo de transmisión hacia los medios de comunicación y representantes de la ciudadanía.

El año 2019 debe volver a ser un año donde, sin escatimar en recursos, sigamos reivindicando una carrera militar única para todos nuestros militares, unas retribuciones justas, así como los mismos derechos que tienen los demás servidores públicos.

Queremos animaros a que participéis más activamente con la Asociación, tomando conciencia que sin el trabajo de todos nosotros nuestras metas serán difíciles de conseguir. Nos hacen falta voces que reclamen nuestros derechos no solo ante nuestros compañeros, sino ante nuestros representantes políticos, ya que son estos últimos quienes tienen el poder de cambiar las leyes que nos afectan.

Necesitamos tener una masa social amplia para poder reivindicar unas mejoras justas.

Somos servidores públicos ignorados tanto por nuestros mandos como por la mayoría de las veces por los representantes políticos en las instituciones.

Para que esto pueda cambiar se necesita que se oiga la voz de ATME y eso solo se podrá realizar uniendo nuestra voz.

Te deseo unas felices fiestas y un próspero 2019.


 

A %d blogueros les gusta esto: