ATME celebra reunión para tratar la problemática de la escala de tropa en Navarra

La asignación del complemento de dedicación especial, la conciliación familiar, la jornada laboral y los IPECS, fueron alguno de los temas tratados

Este sábado 28 de enero, ha tenido lugar en Pamplona una reunión informativa, organizada por la Asociación de Tropa y Marinería ATME, con socios y simpatizantes de la asociación destinados en Navarra. Asimismo a la misma acudió personal procedente de las tres provincias del País Vasco.

Después de las palabras de bienvenida del presidente de ATME, Juan Carlos Tamame, tomó la palabra el delegado en Navarra de la Asociación, Marco Antonio Gómez, quién enumeró los principales problemas detectados. Asimismo, se aprovechó la ocasión para informar sobre la organización de ATME, los métodos utilizados para resolver y dar a conocer las aspiraciones y problemas del personal de la escala de tropa y marinería, y la relación del socio con el servicio de asesoramiento administrativo y jurídico, con objeto de poder tener plenas garantías de éxito en la defensa jurídica de los mismos.

Destacar por su importancia la parte de la reunión donde los asistentes tuvieron oportunidad de opinar y exponer sobre los problemas del personal de tropa en Navarra. Después de la finalización de compromiso a los 45 años, con nulas expectativas de una reincorporación a la vida civil con garantías, la mayor preocupación fue la concesión del Complemento de Dedicación Especial (CDE), el cual parece ser, según los socios, es utilizado como un arma de coacción para cualquiera que solicite que se cumpla la normativa establecida, pida vacantes, solicite medidas de conciliación familiar, etc . Es de destacar que en Navarra todo el personal militar destinado percibe este complemento, entre una horquilla de 300 a 420 euros mensuales

Las unidades de Navarra, especialmente el Regimiento “América 66”, son unidades de gran exigencia, debido sobre todo al gran número de maniobras y misiones en el extranjero, dificultando la conciliación profesional y familiar. Esto ha llevado que existan socios que hayan sido “aconsejados” a no solicitar ninguna medida de las contempladas en la normativa, inclusive una tan básica como el permiso de lactancia.

Nos hicieron llegar su desilusión con la normativa recientemente aprobada sobre el tema de exención de los servicios de seguridad por edad, en la cual nuestra escala dejará de realizar este tipo de servicio a los 56 años (pase a la reserva 58 años), mientras en el citado regimiento “América 66” los Sargento 1º ya no los realizan. Existen actualmente destinados, como nos contaron, sargento 1º con menos de 40 años que no realizan este tipo de servicios mientras hay cabo 1º y cabos que los realizan con 54 años.

Otro punto que preocupa, de nuevo especialmente en el América 66, son los informes de calificación personal (IPEC), cuyos baremos no son objetivos ni reales, estando además marcados de antemano. Este IPEc es utilizado, junto al CDE, para someter al personal a una obediencia ciega, lo que ha ocasionado un alto grado de movilidad hacia provincias vecinas como Logroño, Vitoria o San Sebastián, y rescisiones de compromiso. No es raro con este panorama el aumento del índice de bajas psicológicas, cuyos afectados son abandonados sin ningún tipo de seguimiento o apoyo. Son, como les llaman en el América 66, “un lastre del que hay que librarse pronto”.

Provocó una gran alarma el hecho de que nuestros socios estén realizando conducciones de vehículos, tanto ligeros como pesados, sin las debidas horas de descanso por conducción, el estado lamentable de los mismos que, ocasiona que a veces deban utilizarlos con ruedas desgastadas, limpiaparabrisas que no funcionan, vehícu
los sin calefacción… A esto hay que unir el verse obligados a realizar trayectos con personal en las cajas de los camiones mezclados con impedimenta. No debemos olvidar que esta unidad se mueve en climas extremos y que debido a estos hechos peligran la seguridad tanto del conductor como de los ocupantes.

El compromiso de ATME con estos militares y sus difíciles condiciones de trabajo, como se expuso por parte del presidente, es total. Se tratará por todos los medios no solo de dar a conocer la misma, sino de actuar para que puedan ser solventadas.

 

Celia Velasco

Gabinete de Prensa ATME


1 respuesta

  1. jj dice:

    animo compañeros a por ellos un sargento exento de guardias con menos de 40 años o sea suboficial de guardia, para eso están los Cabos 1º que si pueden hacer un servicio superior a su rango y con mas años, para todos de CARRERA jajajaja somos carne de cañón responsabilidad, menos sueldo y mas fácil darte por culo……..

A %d blogueros les gusta esto: