ATME sigue requiriendo nuevas respuestas al Ministerio de Defensa sobre la actuación de los servicios médicos del RNBQ1

Las respuestas recibidas evidencian los problemas que se están sucediendo en la citada Unidad, por lo que ATME ha estimado necesario buscar una mayor concreción por parte del Ministerio.

Leganés, 17 junio de 2020

Como ya se informó en Nota de Prensa del día 9 de mayo, con motivo del suicidio de un soldado destinado en el Regimiento NBQ de Valencia, presuntamente por el posible trato recibido por los oficiales sanitarios de la Unidad, según se podía deducir de lo que había publicado horas antes en su página de Facebook, la Asociación de Tropa y Marinería Española “ATME” remitió diversas preguntas al Ministerio de Defensa, de las cuales ya se ha recibido contestación.

El Ministerio de Defensa declina la opción de investigar la posibilidad de que se estén produciendo irregularidades en los servicios sanitarios de dicha unidad, aduciendo que ya se encuentra en curso una investigación judicial, sobre los hechos.

ATME valora negativamente esta postura del Ministerio de Defensa, ya que entiende que la investigación judicial se centrará en el esclarecimiento de los hechos que rodean el trágico suceso, dejando de lado la evidente problemática concurrente en el Regimiento NBQ, sobre la que el mismo Ministerio ha aportado nuevos datos.

En respuesta a preguntas de ATME, el Ministerio de Defensa ha reconocido que se han iniciado 7 expedientes disciplinarios con origen en el procedimiento de seguimiento de bajas médicas, con motivo de no personarse estando citados para valoración de baja, siendo que la normativa vigente permite la no personación de los militares para la renovación de la baja médica.

Del mismo modo el Ministerio de Defensa está reconociendo que se está citando al personal de baja médica para que sus patologías sean valoradas por personal enfermero, lo que es, a todas luces, irregular.

En otra respuesta ofrecida a una pregunta planteada por ATME, el Ministerio de Defensa reconoce que en los 2 últimos años se han producido 29 bajas médicas de naturaleza psiquiátrica, lo que unido al trágico fallecimiento acaecido en recientes fechas, evidencian que en una Unidad de reducidas dimensiones –en lo que a número de personal se refiere- se están dando situaciones anómalas, ante las que el Ministerio de defensa no debería permanecer impasible.

Los datos aportados por el Ministerio han motivado que ATME presente una nueva batería de preguntas relacionadas con el asunto, en búsqueda de una mayor concreción por parte del Ministerio y para intentar que se ofrezca una explicación de por qué no se está respetando la normativa vigente, actuación que se está viendo amparada por el propio Ministerio.

Entre la nueva batería de preguntas, dos han sido remitidas directamente al Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, para que sean contestadas en el próximo Pleno que se celebrará a principios de julio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: